5ª RUTA DEL ALMENDRO

 

CRÓNICA:

Después de un par de años sin disfrutar de la ruta del almendro, volvemos este año para contemplar esa flor blanca o rosada, que brota y deja un colorido al medio rural y a la naturaleza, para transmitir tranquilidad y belleza, que cualquier paso que se da, aumenta nuestra autoestima para continuar, bueno eso era cuando se caminaba en llano, por que cuesta arriba, algunos solo observábamos esos pequeños pétalos que adornaban el sendero.

Y conocimos a tres chicas, Arancha, Alicia y Mari Carmen, que nos enseñaron como aprovechar el día, porque no contentas con venir a la caminata, salieron temprano para conocer parte de la zona de Telde de los Arenales, ver donde queda el Barranco de Los Cernícalos y llegar al punto de encuentro, siendo las primeras en llegar… al que madruga, google ayuda…

Llegando poco a poco al punto de salida, todos y todas, contentos y contentas, con sueño y con sueñas, dormidos y dormidas, y todo eso con ea y eo…  y con Lucía con su simpatía que la destaca a primera hora de la mañana, nos hicimos la foto de rigor antes de la salida y con la mala noticia de la baja de Carolina y que a nuestro nuevo diablillo Fran se le pegaron las sabanas, menos mal que luego se nos unió, empezamos la ruta conociendo una pequeña ermita de 1885, que si bien era singular por su pequeña historia y ubicación, nos sorprendía por su situación de abandono.

Continuando dirección al barranco San Miguel, conocimos a la modalidad de perro guardián de Valsequillo, donde se colocan en la parte alta de las puertas para que tengan una buena visión. Así como a Ernesto le regalaban una bolsa de guayabos, gracias a la cara de hambre que tiene, el cual fue repartiendo a todo el grupo, después de comerse unos cuantos.

Ya en el puente de San Miguel, realizábamos la primera parada para comer y reponer fuerzas, donde observábamos que no éramos los únicos que no íbamos de centros comerciales y salíamos al campo a disfrutar de la naturaleza.

Empezamos con el segundo tramo del paseo, con la expectativa que iba a ser un poco mas duro que el primero, dado que se empezaba la subida al punto más alto de la ruta, pero con más belleza y encanto que el primero, que nos iría sorprendiendo por cada zancada que se daba, conociendo el sendero que los vecinos de Valsequillo de antaño, realizaban para ir a la casa del médico.

Y con paso firme, con fatigas, con risas, con anécdotas, con algún tropezón y foto a foto, pasando por la agujerada, seguíamos viendo a esos almendros en flor en barrancos, campos y parcelas, consiguiendo el objetivo de la actividad.

El vocal de senderismo del club, Alejandro, se estrenaba como tal y guiaba la actividad, encarrilando al grupo, mientras este, oía las palabras de Benigno de lo que sucedía en la Isla de las Tentaciones, menos mal que el más joven, también llamado Alejandro, con solo 8 años, nos permitía ver una luz de esperanza.

Llegados al punto más alto, a 857 metros de altitud, para observar a Fuerteventura en su mejor esplendor, aunque alguno vio el Teide en dicha isla, pero transmitía una tranquilidad y relajación que por unos minutos, nos metimos en el papel de Pedro y de Heidi.

Luego, tras el esfuerzo de la subida, para algunos mayor que para otros, lo que hacía que fuera también más gratificante para los primeros, empezábamos el poco más de un kilómetro de bajada, para poder llegar al bar de Guillermo y cerrar la jornada con la comida prometida, degustando el pan de Guillermo de elaboración propia. (fotos de la comida no se exponen por respeto a los que no vinieron).

Y así finaliza, esta quinta ruta del Almendro, felicitando a todo y todas, caminantes y caminantas, senderistos y senderistas, diablillos y diablillas, pequeños y pequeñas, y todo eso del os y del as….

Gracias por venir y nos vemos en la próxima pateando y papeando….  

 

Protagonistas… y testimonios:

Arancha, Alicia y Mari Carmen: “Llegamos gracias a nuestro amigo Google Maps, pero la caminata la hicimos sin ayuda y nosotras solas, nos hubiera gustado llegar más alto”.

Alejandro grande: “Se que valía como guía, pero no tanto, me sorprendió mi capacidad de cabeza de grupo”.

Carolina: “Me hubiera encantado haber ido por ver a Alejandro cómo lo hace, una pena, ahora no hay quien lo aguante”.

Miguel A.: “Me engañaron, decían que era todo llano y veinte minutos, estoy deseando ver el VAR para la repetición”.

Dunia: “Intenté ir con el grupo de las chicas jóvenes, pero me hacían bullying, creo que me tenían envidia por ser más guapa que ellas”.

Candy y Lola: “Caminando con los pies, sabíamos que lo conseguíamos, aún teniendo la presión de Miguel, felices por terminar la primera caminata del año”.

Jose Luís y Marisa: “Nos gustó todo, menos llegar al final porque se acabó, queríamos dar otra vuelta pero no teníamos más vales”.

Isamar: “Me cansé mientras caminaba, pero al llegar al final se me paso porque me paré, no quise volver a caminar no sea que me cansara de nuevo, lo estudié en física”.

Alejandro chico: “Era el mas joven del grupo, nunca había ido con tanto pureta, era como estar en el loro parque, y soy del Real Madrid para que mi padre sea feliz”.

Alexis: “Soy del Real Madrid, pero llevo zapatillas del F.C. Barcelona firmadas por Messi, pero la gente no lo sabe hasta que me mira los pies”.

Yurena: “Cuando voy a Teror caminando voy sin mi marido, hoy ha sido una sensación rara, espero volver a ir a Teror”.

Lucía, Adela, Alba, Irene, Laura, Ana: “Una pena que no nos hicimos fotos, estábamos tan centradas en el entorno natural que no nos acordamos de los móviles, toda una experiencia de desintoxicación, para repetir… (Lucía: bueno yo no)”.

Milagros: “Menos mal que todos los que venían eran más viejos que yo, incluso David me quería engañar diciendo que no había cumplido los 40, que bobo”.

Benigno: “La primera vez que no negocio con nadie, no sé si volveré, lo mío son los animales de cuatro patas que se puedan vender”. 

Juanfran y Mary: “Fue como el viaje de novios, todo de blanco por la flor del almendro, estaba volviendo a recordar un sueño… (Juanfran: para mí no llegó a tanto, lo de la boda)”.

Francis: “Se me pegaron las sábanas y llegué cuando ya llevaban 3 kilómetros esperando que mi mujer ya hubiera dejado de hablar, pero no fue así, se me bebió toda el agua”.

Sandra: “No pude ver la isla de las tentaciones esta semana, menos mal que Benigno me puso al día, pero que fuerte me parece lo de Fani y Ruben”.

Ernesto: “Me tocó ir al final de cierre y como responsable de recoger lo que se le caía al grupo, solo vi culos, pero me zampé más de 20 guayabos, ellos no lo saben”.

David: “Yo solo sé que fui sin carné, ahí lo dejo. Por otro lado, no pensé que viniera tanta gente, parecía Triana”.

Davinia: “Fui por David y porque me desperté, desayune, me vestí y llegué, si no aún estaría durmiendo, descansando y con el pijama puesto, menos mal que mañana no trabajo”.

Paco: “Me pasé todo el camino, pensando en la comida, no llegábamos nunca, lo peor que en la comida me la pasé pensando en la cena, mañana espero desayunar temprano”.