CRÓNICA

P

Una vez más se supera el número estimado de inscritos, superando el de la ruta anterior…. Gracias por acompañarnos…

Nuevo día, nuevo mes, nueva ruta, nuevo momento…, Y SIN CENTROS COMERCIALES….  Se tenían los ingredientes y ahora había que hacer el pastel.

Salida en guagua, un poco retrasada pero no demasiado, desde la piscina de Valsequillo hasta Tunte por la cumbre de Gran Canaria, haciendo que no solo diera vueltas la guagua por las curvas, sino también el estomago de más de uno, rumbo a las zonas de salida de las dos rutas.

Primera parada, Cruz Grande, donde las primeras 19 personas, con siete valientes niñas, empezaran hacer tranquila y pausadamente, la subida por la plata sobre las 14 horas, mientras el resto del grupo, llegaba a Tunte, para partir rumbo a Cruz Grande por la zona limítrofe del Parque de Pilancone.

La subida por la ruta de La Plata, conocida así por el transito de personas que antiguamente llevaban las monedas de plata para poder hacer en la cumbre de la Isla los trueques y gestiones comerciales con gente de otros puntos, se hace agradable, gracias a una brisa de viento que apaciguaban el calor, debido a la hora, pero dejaban esa sensación de bienestar que hacían disfrutar de las inmejorables vistas hacia la zona sur-suroeste de la Isla, dejando a nuestros pies las famosas presas de Chira, Soria y Las Niñas.

Se realizaron las paradas de rigor para poder comer, avituallarse y reponer fuerza, uniéndose los dos grupos, a la entrada del sendero camino al Montañón, haciendo ese momento especial entre todos, por ese reencuentro con cambio de impresiones.

Después, se retoma la ruta todos juntos a la zona de meditación y puesta de sol.

Se llega así a una zona privilegiada y con unas vistas a poblaciones como Tejeda, Artenara.., o a los caprichos de la naturaleza por las erosiones volcánicas del roque Nublo, El Monje, La Monja, La Rana…, todo rodeado de un extenso pinar, el cual fue un plan de reforestación que hizo tener ese paraje inusual y con una energía que deja boquiabiertos a todos los que la observa.

Sobre las 18.00 horas, se empezó con la meditación, todo el grupo orientado al Sol, con nuestra amiga Mari Pino, haciendo de bruja buena, al crear una magia y transmitir esa energía, con los últimos rayos de Sol, que hacía una momento que no se puede describir con palabras, solo se puede decir que hay que volver a repetirlo, esa magia, esa energía, en ese lugar, en ese momento…. Gracias Mari Pino, fue realmente maravilloso.

Luego, él último tramo de poco más de dos kilómetros, cerrando el día con la llegada de la noche, todos con los frontales haciendo una serpiente de luces por las cumbres de Gran Canaria.

La llegada al Área Recreativa del Garañón, cerca ya de las 20.00 horas, nos hacían abrir ese apetito de una buena cena, para cerrar el pateo, puré calentito de primero y unos buenos macarrones de segundo, todo de primera, daban la guinda del pastel que nos habíamos propuesto en un principio.

Después a la guagua que nos hacia llegar pasadas las 10 de la noche al lugar de partida, para poder descansar en casa y volver a bajar de la nube que nos encontrábamos y descubriendo una tarde diferente….

SIN CENTROS COMERCIALES…!!!

PARA VER LAS FOTOS Y DISFRUTAR, PINCHA AQUÍ….

 

 

Desde el CluMonVal, gracias a todos por venir !!!

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *