Cronica 15/18.05

IMG_5454

 

El viaje empezó muy bien pero con la fatalidad de que nuestro amigo Hector, enlace en Galicia y parte de esta familia, tras ser el principal organizador de esta segunda salida a Galicia, se lesionó el viernes antes y no pudiendo salir a realizar la ruta, notando su ausencia, pero recibiendo al grupo el jueves en el aeropuerto y estando con nosotros el viernes noche y todo el domingo hasta nuestra salida, una pena, la próxima seguro que estará.

Se partió, como estaba previsto, el jueves 15 de mayo del aeropuerto de Gran Canaria a Santiago de Compostela, con una media hora de retraso, llegando cerca de las 10 de la noche, donde nos esperaba Hector para dejarnos un vehículo para trasladarnos a Sarria, lugar de salida.

Durante el trayecto a Sarria, paramos a cenar en la Pizzería Trebol, por O Pedrouzo donde nos comimos unas pizzas marineras, con sal incluida, dejando seco al amigo Benigno y negociando alguna botella de agua con la amiga Yoli, camarera del establecimiento, para hacer frente a la sequedad de su boca, quedando en pasar a la vuela, lo cual no pudo suceder.

Se llegó a Sarria sobre las 01.30 de la madrugada, teniendo que avisar a la Pensión Blasones de nuestro retraso, donde después de hacer el reparto de habitaciones nos acostamos sobre las 2, algunos con manta, otros sin mantas y otros juntos para combatir el frío que hacía por la noche en Sarria.

A las 08.00 del viernes, salida a desayunar para volver al hostal y empezar con el trayecto, dejando ahí las maletas, las cuales nos las trasladaban los vehículos llamados “taxis maleteros”, hasta Palas de Rei, donde terminaba la primera etapa.

A las 10.00, se toma la salida, al principio todos hablando, contentos, juntitos y felices, a un ritmo vivo por debajo de 5 minutos el kilómetro, lo cual no duró mucho, cuando llegaron las primeras cuestas y alguno acordándose de otros del grupo que decían que el recorrido sería llano con algún falso llano….

Durante el recorrido se pasan por varias poblaciones como Barbadelo, Ferreiros, Portomarín, haciendo aquí la primera parada larga, sobre los 22 kilómetros de recorrido, para comer algo y tomar fuerzas para los otros 24 km. restantes.

El día estaba muy despejado y con fuerte calor, lo cual lo empezamos a notar a partir del kilómetro 30, por la localidad de Gonzar, haciendo que se hiciera más duro el camino, empezando a entrar los primeros dolores musculares y articulares en algunos del equipo, siendo compensados con esfuerzo y ganas de continuar.

Tras pasar O Hopital da Cruz y Lingonde, entrabamos en los últimos 8 kilómetros para finalizar la primera etapa, destacando la cantidad de grupos de personas, peregrinos a pie y en bici que nos encontrábamos, de todas las nacionalidades, especialmente franceses, donde Benigno hacía de relaciones públicas.

El grupo se iba estirando pero dentro de unos margenes razonables y nunca quedando nadie solo en cola, cerrando el grupo Benigno y Miguel, entretenidos con dos jovenes de Ciudad Real que también estaban realizando el camino.

Se llegó al Albergue Os Chacotes en Palas de Rei, sobre las 17.15 horas con un registro de 47.3 kilómetros recorridos, haciendo un tiempo de 7 horas y 15 minutos con paradas incluidas, donde nos acomodamos y aseamos, bajando al pueblo a cenar donde nos encontramos con Hector el cual nos acompañó.

Tras la cena, regresamos al albergue, donde, tras acostarnos, se empezaron a oir como a Manolo se le caía varios objetos, mochila, gorra, etc…, de la litera, a la litera de abajo, donde dormía otro peregrino extranjero de gran tamaño que no se lo tomó a mal, devolviendo dichos efectos a Manolo dentro de unas risas por el escándalo que se oía, dentro del silencio que reinaba.

A las 06 horas, hora de salida de todos los peregrinos y de nuestro grupo, personándose el Taxi Maletero a las 07, para trasladar nuestras maletas hasta Santiago de Compostela, donde teníamos el final de la aventura.

Tras la foto de rigor, empezamos sin desayunar, algunos a correr, otros a trotar y otros a intentarlo, tipo Chiquito de la calzada como en el caso de Saul, que hasta que no empezó su rodaje en las piernas, parecía que pisaba charcos.

Se aprovechó muy bien las primeras horas del día, donde corrimos los primeros 15 kilómetros en poco más de hora y media, notando el frío de la mañana, pasando por Mato-Casanova y realizando la primera parada para el desayuno en Melide.

Después de dicho desayuno, se continuó con la ruta, corriendo en las bajadas y las zonas llanas, y caminando las subidas.

Antes de llegar a la zona de Santa Irene, a unos 30 kilómetros de recorrido, Simón empezaba a sentir ya los dolores más intensos en sus articulaciones, empezando más a caminar que a correr, estirándose el grupo, estando Benigno, Carlos y Andrés en la cabeza, luego Manolo y Saul, y en el cierre, a Miguel Angel con Simón.

Tras pasar O Pedrouzo, nos volvimos a reagrupar, quedando Andrés y Carlos con Simón, al cierre y con Manuel, Saul, Benigno y Miguel Ángel, camino del Monte do Gozo, para hacer la recta final hacia Santiago de Compostela.

Como en el primer día, el segundo se notaba mucho más el calor, sobre todo los tramos últimos, al realizarse varios kilómetros paralelos a la carretera y tener pocas zonas de sombra, castigándonos más así el calor.

Tras llegar a Santiago, nos reagrupamos a la entrada de la Capital, para finalizar todos juntos los últimos todos juntos y hacer la entrada en la Plaza de la Catedral de Santiago de Compostela como nos merecíamos, emocionados y abrazándonos todos por haber conseguido el reto propuesto sin ningún contratiempo importante.

Al día siguiente, domingo, paseo por Santiago de Compostela, con asistencia a la misa del peregrino, una buena comida con chuletón de buey incluido, junto con Hector, para regresar en el vuelo de las 21 horas, llegando a Gran Canaria a las 22:50 horas, donde nos esperaba el compañero Orlando y algunos familiares para devolvernos al mundo real.

FELICIDADES A TODOS POR CONSEGUIR EL OBJETIVO: Benigno, Saul, Andés, Carlos, Simón, Miguel Ángel y Manolo.

*Agradecimiento especial a Hector Tadeo, por hacer posible nuevamente este reto, por segundo año consecutivo.

 

Como información: Coste del viaje, 200 euros por persona todo incluido (vuelo, comida y estancia).

Print Friendly, PDF & Email

1 Comment

  1. Ernesto

    Me dijo un amigo de el Pais que tiene un hueco en la redaccion por si esta interesado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *