Crónica 19.10

La Actividad se realizó a una sola ruta, modificando el recorrido, debido a que la mayoría de los inscritos quería realizar la corta, y se realizó una intermedia de nivel medio, accesible a todos y especialmente que se realizara disfrutando de la noche y de la compañía.
Se realizó una convocatoria a las 2.45 horas en la piscina de Valsequillo, para partir en vehículos a las 3.00 horas, dirección a la zona de Las Mesas, en la cumbre de Gran Canaria, donde a las 4.00 tenía previsto el inicio de la ruta y donde nos juntaríamos con otros senderistas que venían de otras localidades.
Se preparó una actividad de orientación para los más jóvenes, donde se juntaron 8 niñas, dispuestas a encontrar la ubicación de los diablillos que se encontraban dibujados en el mapa. Se hizo el reparto de brújulas, indicar unas nociones básicas de orientación, con la peculiaridad de la nocturnidad, y estas chicas, demostraron que no solo son unas perfectas senderistas sino, que en todo momento sabían donde se encontraban ubicadas en el mapa, y podíamos estar tranquilos que si se perdían, sabrían llegar al punto de salida, (algunos padres aun están pensando por donde pasamos esa noche).
Pues, con todo preparado, frontales, mapas, brújulas, algún bastón, cámaras de fotos, una buena noche y una buena sonrisa en cada cara, partíamos dirección al Roque Nublo, pasando por la zona de acampada, garañón, presa de Los Hornos, hasta llegar a la entrada del sendero del Roque Nublo
Tras una pequeña parada, empezamos a atacar la primera subida, hacia el Montañón, pasando del senderismo al montañismo, para poder hacer que la disciplina cogiera un poco de dureza.
En el alto del Montañón, primera parada y el asombro, gozada y expectación de disfrutar, para desgracia de otros, de la tormenta que estaban sufriendo las Islas vecinas de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro, viendo una cantidad de relámpagos que nos dejaban con la boca abierta y nos hacían pensar la cantidad de agua y de la magnitud que tenía esa tormenta eléctrica de la que eramos unos espectadores muy privilegiados.
Tras reponer fuerzas, tomamos la segunda parte de la ruta con las ganas de llegar al punto del Campanario, lugar elegido para ver el amanecer, las más jóvenes, seguían con su guía y ruta del mapa, localizando la estrella polar y comprobando que se encontraba al norte, cosa que también sorprendió algún adulto.
A las 7.00, hacíamos cumbre en el Campanario, preparándonos para ver la salida del sol, con el reparto de un chocolate calentito para todos, pero con la sorpresa de una niebla que nos llegaba desde la parte Este, que nos limitaba el ver la salida del sol, pero si dirigíamos nuestra mirada al oeste, podíamos ver esa cantidad de relámpagos, que poco a poco, se empezaban a oír sus truenos y nos indicaban que se estaban acercando a Gran Canaria.
A las 8.10, poníamos rumbo al Garañón para el merecido desayuno y el cambio de impresiones de todos, donde se nos unirían cuatro miembros más del club que decidieron hacer una ruta de running para juntarse con nosotros por la parte baja del Pico de Las Nieves y acompañarnos al desayuno.
Tras un buen desayuno y desear mucha suerte a otros senderistas que salían del Garañón rumbo a Artenara, para que les respetara la lluvia, cosa que ya estaban cayendo las primeras gotas, nos dirigimos a los coches para despedirnos hasta la próxima y descansar en casa de una noche que nos gratificó con estrellas, nubes, un cuarto de luna, niebla, sol y un espectáculo de rayos y tormenta eléctrica, que en particular, nunca había visto.
Nos veremos en el atardecer II ….
Felicitar a las chicas que vinieron que demostraron que la orientación esta hecha para ellas!.
Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *