III Actividad de Orientación

CRÓNICA

Siguiendo las pautas de seguir mejorando nuestra orientación y evitar perdidas innecesarias en nuestras salidas al campo, se vuelve hacer una actividad un poco más amplia y con mayor nivel de exigencia que en otros años.

El lugar elegido de la zona de Las Mesas, en la cumbre de Gran Canaria, es un lugar propicio y amplio para que todos puedan disfrutar de esta zona y donde nos harían poner nuestros sentidos al 100% para localizar las 13 balizas que nos había situado nuestro compañero Jose Luis, con la ayuda de Marisa e Isamar.

Tras establecer las correspondientes parejas, nos fuimos adentrándonos a este paraje natural, con intervalos de 3 minutos, que se se hacían eternos dado el frío que teníamos, en parte por el viento que soplaba en la zona, lo que nos obligaba a ir rotando al son del sol, buscando un poco de calor, mientras otros saltaban para calentar el metabolismo.

La primer pareja en salir, los más atrevidos, Alejandro y Carolina que puede que por el frío o por la falta de costumbre de utilizar una brújula, llegaron de los primeros, pero eso sí, con la falta de algunas balizas y más perdidos que Wally, los cuales no fueron los únicos, después de ver los recorridos que hicieron el resto de parejas.
Por otro lado, los más jóvenes, Miguel y Álvaro, se marcaron un recorrido de más de 14 kilómetros, con visita al pico de las nieves, donde fijaron su paso en unas fotos, para que todos vieran su paso, la sorpresa, que otra pareja como Dunia e Irene, también pasaron por ese lugar, disfrutando las vistas que premiaban su esfuerzo de subir, de Tenerife y su Teide y el del Roque Nublo de Gran Canaria.

Otras parejas como Candy y Lola, seguían buscando esas cosas cuadradas de color naranja y blanco, que les llamaban balizas, se les hubiéremos de nombre “ofertas”, seguro que las encontrarían más rápido.

También veíamos a Ernesto y Paco, que de no ir de la mano, se pensaría otra cosa de esta pareja que busca más los matos que las rutas alternativas para llegar a los puntos.

Estil y Lucía, también era otra de las parejas peculiares, no por la gran fortaleza y ganas que ponía Lucía, sino por unos patucos o zapapies o que nadie sabe lo que era, lo que tenía puesto Estil en los pies, donde todos pensaban que dicho modelo era para no tener que cortarse las uñas.

Por otro lado, la otra Lucía, salida con Alba, otra pareja joven que demostró que no por correr más en estos casos se llega antes, todo hay que hacerlo al golpito y de punto a punto, cubriendo todas las balizas y terminando de las primeras.

Y para terminar, nos encontramos a las parejas más competitivas de la jornada, donde intentaban primero exprimir sus dotes de atletas antes de discurrir sus cabezas como orientadores, Yaiza y Manolo por un lado y Laura y Miguel por el otro, que no solo querían terminar de los primeros, sino que intentaban con estrategias y disimulos, hacer que se perdieran y no encontraran las balizas.
Finalizamos la jornada con unos riquísimos Sandwich que nos preparó Chencho, con el cariño que lo caracteriza, lo cual se lo agradecemos de corazón (nos tiene mal acostumbrados).

Pues a seguir con la brújula y continuar practicando, en casa, en el baño, en la playa…  cualquier lugar es bueno, pon una brújula en tu vida…. (sin escoba)…

Recalcamos los agradecimientos a Chencho, Jose Luís, Marisa e Isamar, así como al Ayuntamiento de Valsequillo por las gestiones de contratación de la guagua.